octubre 12, 2009

LA MEZQUINDAD ATRÁS DEL CASO SME

César Mtz


Si bien es cierto que el PRD y otros sindicatos (como el del INAH) ya están apoyando al SME, no porque realmente crean que se violó la autonomía sindical, sino porque en realidad sólo se están defendiendo a ellos mismos, eso no justifica ni mucho menos legitima que no se actúe igual con otros gremios.

Y es que he escuchado que algunos comentaristas critican al PRD por defender a un sindicato saqueador que tiene como líder a un verdadero millonario, cuando en teoría es un partido que se jacta de defender a los pobres. Y tienen razón. Lo que no me parece justo es que esos mismos comentarios dejen de analizar más a fondo los motivos que llevaron al Gobierno Federal a eliminar la paraestatal.

Hay que poner las cosas en claro: Sí, Luz y Fuerza del Centro (LFC) era ineficiente, estaba llena de burócratas, quebrada, la corrupción se olía en cada rincón y todo lo que ya sabemos (incluido su sindicato, claro). Sí, qué bueno que desapareció, era necesario. Y también sí, son más de 40 mil desempleados los que deja esta medida. Sí, también, a que el procedimiento de requisa violó en diversos puntos la Constitución.

Pero hay que ser realistas y dejar de hacernos los tarados. Ningún actor político da un paso sin medir riesgos, calcular ganancias y tener certidumbre. Dicho de otro modo, no dan brinco sin huarache. ¿O apoco creen que en su siesta vespertina del sábado Felipe Calderón recapacitó y pensó en todos los mexicanos y que debía de hacer algo para terminar con el mal servicio que recibimos sin importar los costos políticos? Y para ser justos: ¿O se creen eso de que al PRD lo que más le importan son esas miles de familias que se quedarán sin un ingreso seguro? ¿Se creen esa que dice que al PRD le interesa terminar con la pobreza?

Seguramente la oposición se dio cuenta de los resquicios legales que hay para revertir el decreto que elimina a LFC, por lo que decidieron apoyar al Sindicato Mexicano de Electricistas para así tener un nuevo bloque a su favor de reintegrarse la paraestatal. Mientras que el PAN, sabiendo al SME como un grupo opositor, de cara al 2012, quiso eliminarlo aprovechando su conflicto interno, y así, de paso, mostrar otra cara a todos los habitantes de la zona centro del país.

En este sentido, si bien es criticable el PRD por defender al charrismo, hay que recordar que cuando era oposición el PAN siempre criticó al PRI por usar a los sindicatos a su favor, cosa que ahora ellos mismos están haciendo.

Sobre todo no hay que olvidar algo: PRI, PAN, PRD (y sus partidos satélites) son la misma porquería.

Lo ideal sería que, tomando como punto de partido el decreto presidencial, los demás partidos se alinearan. Si quiere la oposición que llame a una consulta ciudadana entre los que recibimos (o recibíamos) el servicio de LFC, para confirmar que la medida es apoyada por la mayoría. Luego, recontratar al personal necesario (se dice que LFC podría operar con la mitad de sus sindicalizados). Para los que no fueron recontratados una buena liquidación y ahí el GDF podría instrumentar un proyecto para que los electricistas abran sus propios negocios en la capital y generen un par de empleos.

Pero para ello tendríamos que partir de varios supuestos que son irrisorios, irreales y que jamás ocurrirán en este mezquino país: a) Que el PRD y PAN trabajen conjuntamente, b) Que los sindicalizados renuncien a sus privilegios y c) Que el TRI sea campeón del mundo.

1 comentario:

Van Elazinsu dijo...

creo que en las primeras opciones que dás no hay mucho por hacer... pero en el inciso c) yo ya le di posible solucion en la primer solucion creativa de este blog (porterias más amplias)